lunes, marzo 13, 2006

CABALGANDO VAMOS

CABALGANDO VAMOS
(Versos Libres)
.
Hay cabalgatas que son luchas flagrantes, tours de force verdaderos.
Otras serenas, muy frescas, nos dan dichas plenas.
Algunas resultan tan sucias que insultan.
También existen las tiernas que aplacan las penas.
Hay cabalgatas que son juramentos y sirven de cierres de pactos macabros.
Hay punitivas de másosádicas sangres. Hay temblorosas de miedos.
Hay horrorosas. Hay peligrosas carnicerías letales.
Las hay humillantes. Las hay aburridas y frías.
Hay cabalgatas de alcoholes y amnesias.
Hay "no me acuerdos, casi sinceros.
Hay verdaderas locuras.
Las insaciables de fiesta, noches de abismo, mañanas de gulas.
Tardes tormenta de grupo en hoteles de playa.
Ninfomaniaca. El hoyo del mundo.
La desmesura que mata a cordura.
Hay de impotencia. Ni cabalgatas, fracasos precoces... los fiascos.
Las obligadas. Las compromiso. Las secas, molestas.
Hay cabalgatas desgarres, malditas varillas letales.
Las dolorosas de amores sabemos perdidos.
La estaca ya helada sangrando en el pecho.
Las lacrimosas, las despedidas.
Hay cabalgatas traidoras con besos de Judas.
Hay cabalgatas de odio y de rabia.
Hay cabalgatas venganza. Hay cabalgatas de muerte.
Hay cabalgatas del miedo. Las “no me maten.
Las "lo que sea. Las "menos "eso".
Son cabalgatas miseria. Son cabalgatas martirio.
Son excremento y tortura, son asquerosas.
Hay cabalgatas violentas disfrute... ¡Sorpresas!
Hay cabalgatas codicia. Las vergonzosas que preferimos no recordar, olvidar.
Las del “domino. Las del “me cobro. Las del “te pones en pago.
Las de pernada.
Las de tomar, por derechos reales o absurdos que son aceptados de grado.
Las del poder. Las merecidas.
Las que celebran un logro. Las "marchas del triunfo.
Hay compasivas. Hay consolantes.
Hay las que enseñan. Hay abusivas.
Hay de caer en engaños.
Hay cabalgatas del simple estético gusto.
Hay las de aceite, hay las de musgo, hay las de mango.
Las hay por encargo.
Hay cabalgatas instintos que arriesgan honras y vidas completas.
Hay cabalgatas que son esperanza, las "pruebas de amores,
pedidos, promesas.
Hay cabalgatas ardientes silentes, ansiosos susurros, delicias secretas.
Hay cabalgatas feroces del hambre, orgías lascivas, orgasmos.
Hay cabalgatas entrega carnal.
Cebo caliente de un animal que abreva en otro animal.
Las de "no ser una misma.
Hay cabalgatas por hijos, de concepciones, de siembra.
Y a veces de estéril frustrarse sin frutos.
Hay cabalgatas de trampa, fieras cazando otras fieras.
Hay compromisos, chantajes.
Hay cabalgatas masturbes.
Hay cabalgatas usarnos de baños, aligerar los deseos.
Hay sementales salvajes. Hay domadores. Hay violaciones.
Hay las compradas, hay las vendidas, hay altruistas, hay donadores.
Hay latrocinios, "mejoras de raza, secuestros de esperma.
Hay cabalgatas pecado, imperdonables.
Hay las masivas. Las tomas de pueblos, "rodeos.
Hay holocaustos y sacrificios. Creidas o crueles "ofrendas.
Cabalgatas que marcan con hierros de fuego.
Hay las limpiezas de etnias.
Las cabalgatas condenas, las maldiciones.
Las cabalgatas apuestas. Las trabajos odiados.
Las pereza y fastidio.
Las "degradarme ante mí. Cabalgatas que son aberrantes.
Hay cabalgatas queridas no merecidas.
Cabalgatas de criminales. Actos de envidia.
De desespero. De Magdalena. De Soledad.
Hay cabalgatas de amigos, las "degustarse.
Los pecadillos, placeres veniales. Las cabalgatas leales.
Hay cabalgatas sudores y sales, canto a la vida de amantes.
Las de violines, de rosas, de quesos, de vino y de panes.
A veces son tristes y burocráticos trámites.
Hay cabalgatas de Amor que hace el amor a su amor.
Son las perfectas. Viajes al sol.
Ceremonias de unión. Cabalgatas poema.
Las mensajeras del Don. Cabalgatas de Diosa con Dios...
...Se sienten eternas...
Nos llenan completas el cuerpo con cuerpo y el alma con alma.
Son las más raras, morimos en ellas, morimos por ellas.
Son dicha infinita. Nos llevan al cielo lejos del mundo.
Perdemos el ego, nos damos sin más.
No hay dolor, soledad, pensamiento o conciencia.
Somos tan sólo presencia y esencia.
Estamos, amamos, en paz…. … …Pero todo esto nunca se sabe, sin cabalgar.

6 Comments:

Blogger Marga said...
 
Blogger Ponto García said...
 
Blogger Lila Magritte said...
 
Blogger mentecato said...
 
Blogger Kat said...
 
Blogger Lila Magritte said...
 
 
 
 
 
 
 

Hay cabalgatas para cada uno, cada momento, cada vida en una misma... uffff. Has descrito un amplio plantel... vital?

Besosss lucuela!

Lo dicho.

Para tanta cabalgata hay que ser buen jinete, pero para cabalgar con Diosas hay que ser buen poeta.

Te deseo lo segundo, en ese caso lo mejor es ir al trote. Si pretendes ir demasiado rápido -por la presión de las apuestas o la adrenalina de la competencia-, te aconsejo el hipódromo.
Aunque este poema de largo aliento hace pensar que las herraduras te dan para llegar lejos.

Mis relinchos salvajes para ti.

Gracias por tu visita. Me daré un festín leyéndote. Tienes una casa magnífica.

Un abrazo.

Exquisito.

Besos.

Vine a decir algo que ayer olvidé. Me gustó tu blog y tu escritura tiene mucha fuerza.

Saludos.

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home