lunes, mayo 01, 2006

AY DE LOS ESPEJOS (Reflexiones) (FONDART R)

.


.
Ay de los espejos

(neutro)

(de la obra inédita
De está Loca a esta Maja,
rechazada en el FONDART)

.
El espejo simplemente miente, miente, miente.
No le creas al espejo mi hermanita de mi alma.
.
¡Ay de los espejos, pobrecitos! Son tan pobres de verdad.
Sufren por su imagen reflejada en otro espejo ad infinitum.
Su entrenado y fino olfato, allende de su plano, no ve nada.
La imagen reflejada no eres tú.
.
Son los que rindieron su albedrío a la impotencia, los creyentes.
Sustituyen tu figura con la suya que tampoco alcanzan,
la inasible, la real, la cruda.
.
Los ilusos van perpetuos tras su sombra. Tú no les importas.
Es su imagen la que buscan, la que muestran, no la imagen tuya.
.
Los espejos autocomplacientes se engañan en secreto.
Sin querer confunden ser, con la descabellada fe en estar.
Ecos degradados de otros ecos, se compran y te venden
dos o tres caricaturas convencidas de sí mismos.
.
Si no te gusta tu imagen del espejo es él el inconforme.
Te reclama porque no funcionas, no le sirves a sus fines.
A sus fines, no a los tuyos.
.
Paradójicos perversos, inocentes en su alienación.
Traficantes de morales, sus locuras creen ideales.
.
Ebrios extraviados te señalan sendas de esfuerzos, de cambios
o placeres. Lo que invente conveniente su verdad de ensueños.
Marcha esclavo espejo humano por el laberinto al paraíso,
paraíso de espejismos reflejados.
.
Los espejos por definición se mienten. Párate sin miedo
frente a ellos, asimila su patraña, di que sí que es cierta,
y sigue tu camino oculta en su verdad.
.
Cuanto expresan son comandos fijos, no te exaltes por sus dichos,
muéstrate cortés, recuerda que no piensan, graban su opinión.
.
Los espejos amenazan con desdicha eterna a quien los niega,
al quien afea el escenario o falta al dogma. Suerte que son miopes.
No nos piensan. No perciben nada que no venga de otro espejo.
No se miran ni a sí mismos. No nos ven.
.
Nunca sueñan, no razonan, simplemente actúan por reflejo
de ficciones de sus propias sombras rebotadas entre ellos.
Pero atenta, ten cuidado, nunca los confrontes.
.
Sin perturbarlos tú se tú, aunque no sepas lo que seas,
pero tú. ¡Tú! No la marioneta del espejo.
.
Sólo no te pares muy de frente, desenfoca la figura.
Camuflada entre ellos deja que se admiren, juzguen y señalen
mutuamente sus virtudes o defectos, midan sus grandezas,
que se manipulen sin pudor, o que se humillen, reinen.
.
No importa. Es fácil convencerlos, es muy fácil despistarlos.
Mentes máquinas elucubrando sus reflejos automáticos.
Dioses pretendidos imponiendo sus ilógicas.
.
Nadie en este mundo humano es el sumo fin o arbitra el juego
ni tú, ni yo, ni, mucho menos, el espejo.
.
Calladamente aprovecha la ceguera y se lo que tú seas
en la fiesta del espejo, mientras fatuos necios se divierten
y alucinan en su nicho imaginario del nosotros somos
los más buenos, que tenemos, que sabemos.
.
Pásalos de largo. Ellos son esclavos de sus ilusiones,
de su imagen reos. Sólo ven lo que conocen, lo directo...
...Serena al "mando", "maldición", "promesa", "luz", "castigo" o "premio".
.
Tú se gris como reflejo, pero tú de tu color cuál seas
en tus hechos.


.
Ay de las espejos

(femenino)

.

Las espejo simplemente mienten, mienten, mienten.
No le creas a la espejo mi hermanita de mi alma.
.
¡Ay de las espejo, pobrecitas! Son tan pobres de verdad.
Sufren por su imagen reflejada en otra espejo ad infinitum.
Su entrenado y fino olfato, allende de oropeles, no ve nada.
La imagen reflejada no eres tú.
.
Son las que rindieron su albedrío a la impotencia, las creyentes.
Sustituyen tu figura con la suya que tampoco alcanzan,
la inasible, la real, la cruda.
.
Las ilusas van perpetuas tras su sombra. Tú no les importas.
Es su imagen la que buscan, la que muestran, no la imagen tuya.
.
Las espejos autocomplacientes se engañan en secreto.
Sin querer confunden ser, con la descabellada fe en estar.
Ecos degradadas de otras ecos, inconscientes serias venden
caricaturas convencidas de sí mismas.
.
Si no te gusta tu imagen de la espejo es ella la inconforme.
Te reclama porque no funcionas, no le sirves a sus fines.
A sus fines, no a los tuyos.
.
Paradójicas perversas, inocentes en su alienación.
Traficantes de morales, sus locuras creen ideales.
.
Ebrias extraviadas te señalan sendas de esfuerzos, de cambios
o placeres. Lo que invente conveniente su verdad de ensueños.
Marcha esclava espejo humana por el laberinto al paraíso,
paraíso de espejismos reflejados.
.
Las espejos por definición se mienten. Párate sin miedo
frente a ellas, asimila su patraña, di que sí que es cierta,
sigue tu camino oculta en su verdad.
.
Cuanto expresan son comandos fijos, no te exaltes por sus dichos,
muéstrate cortés, recuerda que no piensan, graban su opinión.
.
Las espejos amenazan con desdicha eterna a quien las niega,
la que afea el escenario o falta al dogma. Suerte que son miopes.
No nos piensan, no perciben nada que no sea su reflejo.
No se miran ni a sí mismas. No nos ven.
.
Nunca sueñan, no razonan, simplemente actúan por reflejo
de ficciones de sus propias sombras rebotadas entre ellas.
Pero atenta, ten cuidado, no las retes.
.
Y sin perturbarlas tú se tú, aunque no sepas lo que seas,
pero tú. ¡Tú! No la marioneta de la espejo.
.
Sólo no te pares muy de frente, desenfoca la figura.
Camuflada entre ellas deja que se admiren, juzguen y señalen
mutuamente sus virtudes o defectos, midan sus grandezas.
Se manipulen sin pudor, se humillen, reinen.
.
No importa. Es fácil convencerlas, es muy fácil despistarlas.
Mentes máquinas elucubrando sus reflejos automáticos.
Diosas pretenciosas imponiendo sus ilógicas.
.
Nadie en este mundo humano es el sumo fin o arbitra el juego
ni tú, ni yo, ni, mucho menos, es la espejo.
.
Calladamente aprovecha la ceguera y se lo que tú seas
en la fiesta de la espejo, mientras fatuas necias se divierten
y alucinan en su nicho imaginario del nosotras somos
las más buenas, que tenemos, que sabemos.
.
Pásalas de largo. Ellas son esclavas de sus ilusiones,
de su imagen reas. Sólo ven lo que conocen, lo directo...
...Serena al "mando", "maldición", "promesa", "luz", "castigo" o "premio".
.
Tú se gris como reflejo, pero tú de tu color cuál seas
en tus hechos.
.


3 Comments:

Blogger Marga said...
 
Blogger Ponto García said...
 
Blogger Lila Magritte said...
 
 
 
 

Ay de los espejos
cóncavos, convexos
y sus reflejos...
Ha de ser cristal
al que yo elijo mirar
la imagen no rebota
la imagen trasparente
está en ambos lados a la par
y al otro lado no hay marco negro!

Besossssssss, en cristalitos, mi lucuela

Dorian Mirror.

(Y además, ¿"los hombres grises" es de Gautier?, el de La muerta enamorada, ¿escribiste ya sobre ella?)

Qué problema nos dan los espejos y las espejos con sus reflejos femeninos y masculinos queriendo atrapar el alma del que allí se asoma. Y no hay nada. De la sombra que por ahí se asoma no ha quedado nada. Y de la hombre o del mujer que se besaron frente a él-la, sólo podría quedar el recuerdo de una fotografía invertida en la cámara oscura. En la caverna de Platón, o en la fuente de Narciso.

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home